Dishonored

Dishonored

Dishonored: Uno de los mejores juegos del año

Dishonored es una absoluta delicia para los amantes de los videojuegos. Nos encontramos ante un título de sigilo, acción y aventura en primera persona como pocos hemos visto hasta la fecha. Arkane Studios, junto a Bethesda nos proponen convertirnos en Corvo Attano, el antiguo guardaespaldas de la Emperatriz de Dunwall y cabeza de turco en el corrupto plan del Lord Regente para hacerse con el control del continente. Ver descripción completa

PROS

  • Infinidad de maneras de enfocar la misión
  • Impecable diseño y apartado artístico
  • Jugabilidad llevada al extremo

CONTRAS

  • Texturas en ocasiones poco definidas

Excelente
9

Dishonored es una absoluta delicia para los amantes de los videojuegos. Nos encontramos ante un título de sigilo, acción y aventura en primera persona como pocos hemos visto hasta la fecha. Arkane Studios, junto a Bethesda nos proponen convertirnos en Corvo Attano, el antiguo guardaespaldas de la Emperatriz de Dunwall y cabeza de turco en el corrupto plan del Lord Regente para hacerse con el control del continente.

Falsamente acusado por el asesinato de la soberana y el secuestro de la heredera al trono, Corvo es condenado a muerte aunque gracias a la ayuda de un grupo de conspiradores y de un ente sobrenatural llamado El Forastero logrará escapar de su ejecución. Ahora sólo tiene una cosa en mente, vengarse de la podrida casta del Lord Regente y sus seguidores, sentar en el trono a la hija de la Emperatriz y recuperar su honor.

Con una atractiva estética que mezcla el Londres victoriano con lo mejor del Cyberpunk, Dishonored pone en bandeja de plata un mundo sumamente atractivo para que el jugador lo tome literalmente como su patio de juegos. Cada misión en Dunwall es sandbox independiente donde sus habitantes viven sumidos en un régimen opresivo y azotados por un mal incluso mayor que su gobierno: la peste. Corvo debe moverse por este sumidero de miseria, enfermedad y excéntricos personajes en busca de pistas, información y modos de recuperar el equilibro en este agujero de ratas.

El juego transcurre por capítulos: cada uno de ellos nos ofrece un “objetivo” implicado en el asesinato de Emperatriz y que nos acerca a consumar la venganza definitiva contra el Lord Regente. ¿Qué es lo que hace de este juego una experiencia tan original? Podemos completar la misión literalmente como queramos, cuando deseemos y con el resultado que creamos conveniente. Es tu decisión asesinar, neutralizar o mantener con vida a tu objetivo para mostrarle un destino incluso peor de la muerte. A su vez, el camino que te lleve a él puede ser invisible o fácilmente reconocible por los litros de sangre que dejes tras tu paso. Tú escribes tu propia historia, aunque ten cuidado con lo que haces por toda acción tiene realmente su consecuencia.

A las armas, habilidades y controles propios de un juego de sigilo, Dishonored añade los poderes sobrenaturales que Corvo recibe de El Forastero, un ente del foklore local de Dunwall. Con éstos puedes teletransportarte, ver a través de las paredes, poseer humanos y animales, crear ráfagas de viento y hasta incluso doblegar el tiempo a tu antojo. Junto a esta original apuesta se encuentra el nivel de caos de Dunwall, un indicador que señala cómo tus acciones afectan la ciudad y hacen que la metrópolis evolucione hacia la seguridad y la vida o la podredumbre y el caos.

Dishonored ofrece además de una elaborada campaña principal que puede ser completada de múltiples formas, un gran número de misiones secundarias totalmente opcionales. Éstas además de añadir profundidad al mundo e historias narradas por el juego incrementan las sucesivas opciones disponibles que culminan en su abrumadora jugabilidad.

Los usuarios más exigentes en cuanto a gráficos pueden sentir un sutil resquemor al jugar a Dishonored, pues aún nos encontrarnos ante un título sobresaliente en todas sus características, posee una calidad gráfica que a día de hoy han sido superadas por otros títulos. Los modelos de personajes resultan simplistas y en ocasiones caricaturescos mientras que a veces las texturas se ven borrosas y de una resolución insuficiente para los estándares de hoy. Aún así, el juego resulta visualmente atractivo gracias a un estudiadísimo apartado artístico que toma sus bases en la máxima de las flores del mal de Baudelaire: mostrar la belleza a través de lo grotesco.

Dishonored es sin duda uno de los mejores juegos, por no decir el mejor, que el 2012 ha visto hasta el día de hoy. Su historia, jugabilidad y extremo nivel de libertad lo convierten en no sólo uno de los más divertidos sino también en uno de los más completo del mercado. Estamos ante un título obligado para todos aquellos que se consideren amantes de los videojuegos. ¿a qué esperas para recuperar tu honor?

— Opinión usuarios — sobre Dishonored

  • noemarles

    por noemarles

    "Una nueva era de videojuegos"

    Para mi, este juego es el mejor, después del SanAndreas. Por sobre de todos los juegos este es el mas realista, en el s... Más.

    analizado el 21 de julio de 2012